Cuanto más nos prohíben las cosas, más nos apetece ir a un restaurante para poder disfrutar de un buen chuletón gallego en Barcelona, con la carne hecha a gusto del consumidor, jugosa y tierna, toda una delicia para el paladar. Debido a las restricciones tan estrictas que estamos sufriendo durante la pandemia, no ha sido posible ir a comer o a cenar, pero pronto lo podrás hacer y con total seguridad.