Si te consideras un auténtico gourmet, seguro que no te resistes a una deliciosa porción de queso de tetilla en nuestro restaurante gallego en Barcelona . Y es que esta joya gastronómica de la cocina gallega no deja indiferente a nadie por su sabor, por su textura y, cómo no, por su aspecto cónico, que es el “culpable” de su denominación. 

¿Alguna vez te has preguntado por qué el queso de tetilla presenta esa forma tan peculiar? En las siguientes líneas detallamos la respuesta.