Las claves para cocinar un pulpo perfecto

El pulpo es una de los platos más emblemáticos de la gastronomía gallega. Si quieres comer pulpo en Barcelona con la garantía de que va a estar perfectamente cocinado y delicioso lo mejor es que vengas a probar el que preparamos en Ocho patas. Pero si quieres ponerte en plan cocinitas y probar a hacerlo tú mismo en casa sigue leyendo, porque te contamos cómo prepararlo y quedar como un experto pulpeiro.

El pulpo es un producto que resulta fácil de cocinar y que, con la mínima preparación, ofrece un sabor exquisito. Sus recetas más habituales no requieren complicación ninguna, pero sí es cierto que hay cosas que, si no se hacen del modo correcto, pueden dar al traste con tan delicioso molusco.

El músculo y las fibras del pulpo son duras, por lo que para poder comerlo y disfrutarlo es necesario ablandarlo. En la tradición gallega lo que se hacía era, recién capturado el animal, se golpeaba contra las rocas del pedrero, para facilitar que ablandara.

Hoy en día no hace falta que te pongas a machacar la pieza, basta con congelarlo antes de prepararlo. En ese proceso se consigue lo mismo: ablandar el pulpo y facilitar su cocción y degustación.

La cocción, la clave de un buen pulpo

El momento clave para preparar un pulpo delicioso es el de la cocción. A simple vista es algo muy sencillo, pero debes ajustar correctamente el tiempo, para evitar que quede muy duro o extremadamente blando. La olla debe llenarse de agua para que cubra la pieza, que se ha de añadir cuando esté hirviendo. Los pulpos que se preparan en casa no suelen pesar más de tres kilos y necesitan 15 minutos de cocción a fuego fuerte.

Antes de dejarlo en la olla lo que se suele hacer es ‘asustar’ el pulpo. Esto consiste en introducirlo cuatro veces en el agua hirviendo y sacarlo al segundo. De este modo se rompe el colágeno y estará más tierno. Después se deja el tiempo estipulado y otro tanto, con el fuego apagado, pero reposando en la misma agua. Después ya solo queda incorporarlo a la receta que más te apetezca.